Seleccionar página

Jacinta Marto

Santoral 20 Febrero

Beata-Jacinta-Marto-Santoral-Hoy
Fuente: Jacinta Marto | Archidiocesisgranada.com

Jacinta Marto

La vida de Jacinta Marto

Sus útimos momentos

El Milagro

Apariciones Virgen María

Santuario de Fátima

Beatificación y Canonización

Jacinta Marto
Como era Jacinta

Jacinta Marto era una niña que nació en Portugal el 11 de Marzo de 1910 en una aldea pequeña llamada Aljustrel, en la región de Fátima, Portugal. Nació ha escasos dos kilometros donde ocurrió el milagro de las apariciones de la Virgen María.

Bautizada el 19 de marzo de 1910, en la Iglesia Parroquial de Fátima, fué miembro de una humilde familia de pastores y la menor de 7 hermanos. Sus padres se llamaban Pedro Marto y Olimpia de Jesús.

Jacinta Marto fue pastorcilla desde muy joven, cuidaba del rebaño de sus padres junto a su hermano Francisco Marto y su prima Lúcia de Jesus Rosa dos Santos o mayormente conocida como Lucía dos Santos.

La historia nos cuenta que la beata Jacinta Marto era una niña de inteligencia ligera, muy alegre y bondadosa. Una niña que siempre estaba corriendo, bailando, saltando, como una niña del momento que disfrutaba de la vida. Tenía un gran amor por el baile y amaba la música, además de gustarle las flores silvestres, las cuales las compartía con su prima Lucía dos Santos.

Jacinta Marto casa donde nacio

Casa de Jacinta Marto y Francisco Marto

Jacinta Marto iglesia parroquial donde se bautizo

Iglesia parroquial de Fátima

Jacinta Marto
Ultimos momentos

dDespués de estas apariciones, Jacinta Marto ingresó en un convento de Oporto, el de las hermanas de Santa Doroteas. Contrajo neumonía derivada de la enfermedad de la gripe española en 1918 y debido a su enfermedad, fue ingresada en el Hospital de Vila Nova de Ourém. Posteriormente tuvo que ser trasladada a Lisboa, donde la internaron ya de mucha gravedad en el Hospital Doña Estefanía de Fátima en Lisboa.

Ingresó en el Hospital Doña Estefanía de Fátima el 2 de febrero de 1920, festividad de la Purificación. El 10 de Febrero, fue operada por el doctor Leonardo de Castro Freire, médico jefe del hospital y uno de los más acreditados cirujanos pediatras portugueses, asistido por el doctor Elvas. El diagnóstico era muy grave «Pleuresía purulenta, con una gran cavidad al lado izquierdo, fistulosa; y osteítis de las costillas séptima y octava del mismo lado», pero no perdían las esperanzas de recuperación.

Aún así, Jacinta Marto decía conocer el día de su muerte y pidió el 20 de Febrero de 1920 a las seis de la tarde, que le asistieran para recibir los últimos sacramentos, habiendo confesado y comulgado poco antes de su ingreso en el hospital. Fue el padre Pereira dos Reis quien le dio la absolución sobre las ocho de la noche y falleció ese mismo día después de un largo sufrimiento y dolor debido a su terrible enfermedad.

Antes de morir, Jacinta Marto escribió una carta a su prima Lucía dos Santos en la que decía esto: “Ya me falta poco para ir al cielo. Tú te quedas aquí para decir que Dios quiere establecer en el mundo la devoción al Inmaculado Corazón de María. Cuando haya que decir eso, no te escondas. Di a toda la gente que Dios nos concede las gracias por medio de ese Corazón Inmaculado; que se las pidan a Ella, que el Corazón de Jesús quiere que a su lado se venere el Corazón de María. Que pidan la paz a este Inmaculado Corazón porque Dios se la entregó a Ella. ¡Si yo pudiera meter en el corazón de toda la gente la lumbre que tengo aquí en el pecho quemándome y haciéndome gustar tanto de los Corazones de Jesús y de María!”

Su hermano Francisco Marto, quien había contraido la misma enfermedad ese mismo año, murió poco después, el 4 de abril del mismo 1920.

Jacinta Marto
Milagro del sol

Fueron ellos tres quien afirmaron haber presenciado apariciones de la Virgen María en Cova da Iria, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917 cerca de Fátima (hasta en 6 ocasiones), dándoles mensajes que incluía la oración y la penitencia. Se convirtieron así en un importante símbolo del catolicismo.

En ese mismo lugar (Cova da Iria), se construyó la basílica de nuestra señora del Rosario de Fátima en el año 1928. Y es punto de encuentro para millones de feligreses católicos que peregrinan todos los años para visitar el lugar, convirtiéndolo así en uno de los sitios más famosos de la iglesia católica.

El 13 de octubre de 1917, ante un estimado público de unas 40 mil peregrinos, se produjo el llamado “Milagro del sol”. Un suceso que duró tres minutos y ocurrió después de la última aparición de la Virgen María a los pastorcitos Jacinta Marto, Francisco Marto y Lucía dos Santos.

Después de una lluvia torrencial, las nubes se abrieron y dejaron ver el sol que pareció caer sobre las miles de personas que allí se habían congregado. Así lo afirmó el periodista del diario portugués O Século, que acudió al lugar escéptico y no creyente, confesó que lo acurrido allí había sido obra de un milagro.

Los pastorcillos Jacinta Marto, Francisco Marto y Lucia dos Santos, dijeron haber visto imágenes de Jesús, la Virgen María y San José bendiciendo a la multitud.

Jacinta Marto
Santuario de Fátima

El Santuario de Fátima, es un lugar de peregrinación católica que se construyó en el año 1928 con motivo de las apariciones de la Virgen María a Jacinta Marto, su hermano Francisco Marto y su prima Jacinta dos Santos.

El santuario incluye la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, la Capilla de las Apariciones y el Monumento del Corazón de María. Al que todos los años, millones de peregrinos visitan para venerar a la Virgen de Fátima y hacer sus plegarias ante el monumento que la representa.

Se ha convertido en uno de los lugares sagrados más visitados por los creyentes y esta considerado uno de los centros de peregrinación católica más importantes del mundo (en el año 2011 recibió 7.3 millones de visitas).

El Papa Francisco (Papa número 266 de la Iglesia Católica elegido en marzo de 2013), visitó a Cova da Iria los días 12 y 13 de mayo de 2017, en la que conmemoro el centenario de las apariciones de la Virgen María en 1917. Y durante su visita, canonizó a dos de los videntes, Jacinta Marto y Francisco Marto. También presidió una misa ante una multitud de fieles en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima.

Jacinta Marto Santuario de Fatima

Santuario de Fatima

Jacinta Marto plaza Santuario de Fatima

Santuario de Fatima

Jacinta Marto
Beatificación

Jacinta Marto fue enterrada en el cementerio Fátima y finalmente, exhumado y trasladado su cuerpo el 1 de mayo de 1951 a la Basílica del santuario de Fátima, donde descansa en Paz junto a su hermano Francisco Marto y su Prima Lucia de Jesús.

Jacinta Marto fue beatificada por el Papa Juan Pablo II en el año 2000. Después de que se confirmó y atribuió un segundo milagro, fue canonizada por el Papa Francisco en 2017, convirtiéndoes así en la santa más joven de la Iglesia Católica.

Jacinta Marto tumba en Santuario de Fatima

Tumba de Jacinta Marto (Basílica Santuario)